Septiembre… sorpréndeme

Hola a todos, en este post queremos hablar acerca de las ventajas que existen cuando estamos en el mes de septiembre. Mucha gente habla de septiembre con palabras despectivas por el comienzo de las clases, porque finaliza el verano, porque se acaban las vacaciones… entre otras razones, pero desde Marronynegro queremos daros motivos por los que os guste septiembre y no queráis que este mes acabe. Al acabar este texto, los chicos de Marronynegro queremos que penséis en septiembre y lo recordéis como un mes cargado de nuevas oportunidades y beneficios.

El mes perfecto para viajar

Esta es la cara que la gente no suele conocer de este mes, pero que si nos paramos a pensar un poco, la encontramos. El mes de septiembre es el ideal para poder viajar, porque en estos 30 días se eliminan muchos de los inconvenientes que encontramos en meses de verano como agosto o julio, entre estos inconvenientes destacan:

En este mes sigue haciendo temperaturas agradables para ir a la playa o a la piscina, pero sin encontrarnos con termómetros que ronden los 40ºC o los superen. Por lo que a aquellas personas que las guste el mar en septiembre también pueden ir.

De forma genérica suele ser un mes en el que la gente no viaja, por lo que no existirá tanto agobio en las  playas más solicitadas de España, pudiendo elegir el sitio que más te guste para tumbarnos en la arena.

Al viajar menos cantidad de gente, los precios de los viajes tienden a ser menores lo que supone que el mismo destino al que vas en agosto en este mes sale mucho más barato.

Los rayos del sol, en este mes, son menos agresivos, lo que supone que la gente que esté expuesta al sol tendrá menos posibilidades de quemarse.

La cara más positiva de septiembre

Aquellas personas que decidan tener sus vacaciones en septiembre  habrán tenido que trabajar durante el mes de agosto, y habrán tenido un mes de trabajo, en la ciudad, de una manera tranquila, debido a la fuerte afluencia de gente que se ha ido de viaje en ese mes. Esto puede ser otra ventaja, porque al haber más gente de vacaciones, las empresas tendrán menos clientes y esto puede suponer que el trabajo que hay que realizar en agosto es menor.

Y como estas de vacaciones son en septiembre, podrás empezar a ponerte en forma en octubre, porque las vacaciones están para descansar.

Además, septiembre es el mes  perfecto porque puedes disfrutar de las últimas fiestas del verano de los diferentes pueblos, ubicados en  los alrededores de tu ciudad, por lo que si te gustan las “fiestas de prao” puedes disfrutarlas igualmente.

Si te paras a pensar en todas estas ventajas, septiembre puede llegar a ser el mejor mes del año para hacer diferentes actividades, así que sonríe a septiembre porque mola. Esto es todo por hoy, volveremos muy pronto con más post cargados de positividad para todos vosotros.

Septiembre

 

 

septiembre

septiembre

 

 

 

 

 

Deja un comentario