¿Ser optimista con la vuelta a la rutina?

Todos sabemos que volver a la rutina después de las vacaciones es complicado, por eso desde Marronynegro os vamos a dar nuestro golpe de optimismo para que esta realidad no sea tan pesada y poder empezar con más energía y motivación la vuelta al trabajo.                                                                                                                                                                                                                    Durante el mes de septiembre es mucha la gente que  bien o ya se ha incorporado al trabajo o está a punto de hacerlo tras las vacaciones de verano. Tras estar un largo periodo de tiempo fuera de la rutina y descansando, el regreso al puesto de trabajo,  muchas veces resulta complicado y muy forzoso.

Desde Marronynegro os daremos a conocer cómo nosotros a través de nuestro gran optimismo logramos que la vuelta a rutina sea un proceso más alegre y menos forzado.

El optimismo, tal y como se menciona en la RAE es; “1. m. Propensión a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable.” Este es el espíritu que queremos que todos tengáis para poder afrontar tanto está situación de volver a la rutina como otras adversidades que puedan ponerse en vuestros caminos a lo largo de toda la vida.

Ser optimista no es sólo cuestión de suerte, Marrón y Negro

Ser optimista no es sólo cuestión de suerte, Marronynegro

Para ello os dejamos 5 consejos para ser más optimista:

  • Tener siempre pensamientos positivos:

No podemos pensar únicamente en los aspectos negativos de las cosas, hay que intentar mirar siempre el lado bueno de las cosas. Bien es cierto que en la vida no hay solo aspectos positivos, en todo momento hay circunstancias negativas. Pero dentro de ese negativismo hay que intentar ser positivo y optimista y sacar la parte buena de la situación. Un claro ejemplo es; haber estudiado mucho para un examen y haber suspendido, sí, es una gran faena y un aspecto bastante negativo, pero en este caso habría que pensar. Sí, he suspendido, pero… ¡Voy a tener recuperación!  Y… ¡Lo que he estudiado lo tendré más fácil de repasar!.

Realmente no sirve de nada, enfadarse con uno mismo porque algo haya salido mal o como no querías. Lo importante es haberlo intentado y no haberse quedado con la intriga de que habría pasado si…

  • Ser organizad@.

Para un correcto funcionamiento de cualquier labor, lo mejor es ser organizado y realizar las cosas en su debido momento y tiempo. Si te organizas correctamente podrás liberarte de ese estrés que ocasiona la acumulación de trabajo o tareas. ¡Hay tiempo para todo!  Optimiza tú tiempo y se organizado, parece que no, pero pruébalo y verás como a partir de ese momento y desde que veas como van saliendo los resultados el optimismo y la organización será cada día tú religión.

  • Ten tiempo para ti y para los tuyos.

Es muy necesario para cualquier persona poder tener tiempo para dedicarse a uno mismo, descansar y relajarse. Por eso es muy importante por invertir tiempo en nosotros mismos y disfrutar de ese tiempo libre, ya sea solos como acompañados, pero sobretodo haciéndolo lo que más nos guste y más nos haga sentir realizados.

Un gran apoyo en este tiempo libre es tanto la familia como los amigos, esas personas que te ayudan en cualquier momento ya sea bueno o malo y que siempre son un respaldo para ayudarte a afrontar cualquier situación.

¡Utiliza ese optimismo y contágiaselo a ellos también!

  • Una buena alimentación y ejercicio.

Mantener una dieta saludable hace que te sientas mejor contigo mismo. Una buena alimentación es muy importante para mantener  tanto un buen estado de ánimo como un buen estado físico.  Al igual que un buen estado mental hace que tú cuerpo esté mucho más tranquilo y aliviado.

Al igual que mantener una buena alimentación es muy importante para una adecuada salud mental,  un buen estado físico también es muy importante para la salud tanto física como mental.

Realizar ejercicio a demás hace que tú cuerpo libere tensión y te permite despejarte y olvidar cualquier problema o situación negativa que te pueda estar ocurriendo.

Ser optimista, no es una obligación es una ventaja.

  • No temas al fracaso, se optimista.

Ser optimista te hace pensar en positivo y no estancarte en los problemas, el fracaso nunca puede hacer que temas cumplir tus objetivos o conseguir tus metas.

Nunca hay que temer al fracaso, es mejor intentarlo y que no salga bien, que no haberse quedado con la intriga de que habría pasado si lo hubiese hecho.

 

¡Sé tú mismo y que nadie te pare!

se tu misma

Deja un comentario